El inicio de la obra bautista en cualquier ciudad del mundo puede diferenciarse en detalles, pero siempre será coincidente en lo fundamental: hombres y mujeres que a la luz de las Escrituras y guiados por el Espíritu Santo han decido formar una iglesia bajo el señorío de Cristo.

Los bautistas sevillanos se sienten orgullosos de sus principios, a los que les son fieles, y de su familia esparcida por toda la tierra.

A continuación presentamos una breve pero entrañable reseña histórica de los inicios de la Obra Bautista en Sevilla y de la formación y trayectoria de esta congregación, siendo conscientes, a la vez, de que no podemos transmitir en tan pocas líneas, el calor, fervor, entusiasmo y tantos otros detalles que rodearon las vidas de los pioneros de nuestra obra en esta ciudad.

El 14 de Febrero de 1952 se constituye oficialmente la Iglesia Bautista de Sevilla. El pastor Juan Luis Rodrigo, de Madrid, se hace cargo de la congregación a requerimiento de la misma, mediante una visita mensual. La iglesia a su vez aprueba entregar al pastor Rodrigo la cantidad de 100 ptas. (0,60€) al mes para “gastos de viaje”.

En el año 1953, la iglesia invita a D. José Luis Barba para hacerse cargo del pastorado. Con su llegada, la iglesia se consolida aumentando su membresía con nuevos hermanos que ya sobrepasaban el medio centenar. Además, se empieza a participar en  actividades regionales y nacionales. El pastor José Luis Barba es recordado por todos los que le conocieron como un hombre muy activo y dedicado. Durante este tiempo, dio clases de inglés a los jóvenes y ayudó en la obra en Jerez.

Pero no todos fueron buenos tiempos y el 10 Noviembre de 1958 el templo es cerrado por el gobierno, teniéndose que celebrar los cultos en la Iglesia Presbiteriana de la calle Conde Negro. A pesar de ello, se siguen celebrando todo tipo de actividades como fiestas de Navidad, día de la madre, encuentros regionales, etc. Aún y a pesar de la clausura del templo, 8 hermanos son bautizados en él deslizándose al interior por una escalera. Por fin, el 4 de Enero de 1960, el año comienza con una bendición. ya que se autoriza la reapertura de nuestro templo.

En 1964 viene a Sevilla el ya fallecido y recordado misionero Tomás Law, responsabilizándose de la congregación durante unos meses hasta que en octubre de 1964, toma posesión del pastorado D. Alfredo Mira, que también sería ordenado en esta congregación. Durante estos años marcha al seminario D. Antonio Gómez, quien posteriormente sería pastor en la iglesia de Córdoba durante más de 30 años. El pastorado de Alfredo Mira es muy fructífero. Se reforman las instalaciones del templo, se construye un nuevo piso en el edificio para poder tener más clases para la Escuela Dominical y se inicia una nueva obra en el barrio de Pío XII, cuyos frutos perduran hasta el día de hoy. La membresía alcanza ya el centenar de personas y la iglesia realiza todo tipo de actividades durante su pastorado.

Tras la partida del pastor Mira la iglesia pasa por algunos momentos de prueba y el hermano Antonio Zamora queda al frente de la congregación. En 1973 asume la dirección de la iglesia el pastor Eduardo Souto y un tiempo después llega desde Australia la misionera Silvia Allen, quien a partir de ese momento se convertirá en una ayuda valiosa para la congregación.>

A raíz de la partida del pastor Souto, la iglesia nombra una Comisión dirigida por varios hermanos y otros pastores, como D. José Carmet y D. Antonio Anaya. También estuvo pastoreando la iglesia D. José Miguel de la Rosa, aunque durante sólo 8 meses, potenciando en gran manera la Escuela Dominical y la oración.

En 1982 llega a Sevilla el pastor José Luis Andavert, mostrando a la iglesia una nueva visión y llamamiento. Durante este tiempo se multiplicaron las actividades y todos los ministerios funcionaban a plena actividad, celebrándose campañas de todo tipo, actividades en barrios como “Las tres mil viviendas”, Escuela Bíblica de Vacaciones, sin olvidar excursiones, retiros, fiestas de Navidad, bodas, etc. Comienzan también con fuerza el Grupo de Alabanza, aunque con medios un poco más humildes que en la actualidad, y la Coral, que ya por entonces contaba con el hermano Pepe Iglesias como director. Su pastorado concluyó en 1985. Se comienza el trabajo con drogadictos, para el cual el Ayuntamiento de Alcalá del Río nos cedió un antiguo y medio derruido cortijo para convertirlo en centro de rehabilitación. Con el trabajo y el esfuerzo de los hermanos, conseguimos adecentar el lugar, llegando a ser una bendición para muchos, que encontraron la restauración física y espiritual. También se abrió un punto de misión en la misma localidad de Alcalá del Río, en el que trabajamos junto con los chicos del cortijo.

Seguidamente llega a nuestra iglesia el pastor Rubén Gómez, el cual encontró una iglesia cargada de trabajos, proyectos y sueños. También recibimos la ayuda inestimable de algunos misioneros como Tomás Hilyer, Rut Beaver, Libby Potts o Jerry y Virginia Cadenhead. Es también en este tiempo cuando otro matrimonio, Daniel Contreras y Esperanza Carrasco salen al ministerio pastoral. Nuestra iglesia es elegida por Sociedades Bíblicas para colaborar en el rodaje de la película sobre la nueva Biblia RV actualizada y algunos hermanos tuvieron la oportunidad de participar como actores en ella. Se trabajó duro hasta el último día en el Centro de Rehabilitación, pero el resultado mereció la pena. Con el pastor Rubén Gómez, en 1991, comienza la construcción del nuevo edificio en el barrio de Sevilla Este. Durante un año, nos congregamos en las dependencias de la iglesia de Asambleas de Dios en la calle Héroes de Toledo. Fueron meses de mucho trabajo, esfuerzo, lágrimas y risas. Nuestros niños crecieron trabajando en la obra pero eran felices y mientras andábamos errantes la iglesia continuó con sus actividades haciéndose cargo también del punto de misión de Huelva, donde trabajaron varios hermanos, entre ellos la pastora Stella-Maris Merlo.

Un motivo de gran felicidad para nosotros fue la dedicación de una calle por primera vez en España a Casiodoro de Reina, la calle de nuestro nuevo edificio. En 1992 ya celebrábamos nuestros cultos y actividades en el nuevo templo. Nos parecía increíble tener tanto espacio para los teatros de los niños, para las reuniones y para todo. En este mismo año y con el edificio aún en obras, tuvimos el privilegio de organizar la Convención Nacional de la Unión Femenina y la de la UEBE. En 1995 se marcha el pastor Rubén Gómez y la iglesia vuelve a ser dirigida durante un tiempo por algunos hermanos hasta la llegada del pastor Elton Rangel.

Con la llegada del pastor Rangel en 1997, la iglesia comienza una nueva etapa haciendo un gran énfasis en la oración y haciendo de las misiones nuestra bandera. Comienzan nuestros congresos misioneros, los cuales han resultado siempre una gran bendición para todos al despertar en nosotros la necesidad de ser misioneros hasta lo último de la tierra. En el año 1998 comienza a funcionar el Centro de Expansión Misionera (C.E.M.) y desde entonces hasta el día de hoy, el Señor ha bendicido a esta congregación dándole la oportunidad de ayudar a muchos hermanos cuando lo han necesitado.

Por supuesto, esto no es todo ni tampoco están todas las personas, pero sirva esta breve crónica para acercar un poco a nuestros visitantes a lo que ha sido nuestra historia. Para terminar, éstos han sido los pastores que nos guiaron hasta hoy: Pr. Juan Luis Rodrigo, Pr. José Luis Barba, Hno. Antonio Zamora, Pr. Tomás Law, Pr. Alfredo Mira, Pr. José Carmet, Pr. Eduardo Souto, Pr. José Miguel de la Rosa, Pr. José Luis Andavert, Pr. Rubén Gómez, Pr. Elton Rangel. Damos las gracias a Dios por cada uno de ellos.