Los comentarios están desactivados para este post

LOS CAMPOS ESTÁN BLANCOS

“… He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”. (Juan 4.35b)

   Me encanta este texto. Especialmente porque se trata del presente. Los campos YA están blancos. No es que se quedarán blancos en el futuro, ¡sino ya! Sin embargo, muchas veces al leer estas palabras de Jesús las interpretamos de maneras muy distintas de lo que Él quiere decirnos.

Primero, pensamos que Él está hablando del futuro. “Un día, quizá muy lejos de hoy, los campos estarán blancos…”, o “sí, él Señor que conoce el futuro ya los ve blancos para la siega…”. Pero ahora no.

Segundo, interpretamos que Él está hablando del pasado, como si hablara solamente a sus discípulos en su época. “Sí, para aquel tiempo todo estaba preparado y los discípulos hicieron una gran cosecha. Esto no es una palabra para hoy…”

Tercero, pensamos que no está hablando con nosotros, sino con sus discípulos o con los “obreros a tiempo completo”. Así, aquellos discípulos que escucharon a Jesús pudieron participar de la cosecha en su tiempo, de la misma manera, los pastores y obreros de hoy son los que tienen que trabajar en la mies.

Vamos a la realidad: Jesús dice que en todas las generaciones hay mucha gente que está con el corazón listo para ser cosechado para el Reino de Dios. Solo tenemos que alzad los ojos y mirar, pues seguro que las encontraremos. El Señor nos dice en Mateo 9.37 que son pocos los obreros y él no se refiere a los pastores, sino a que todos sus discípulos estén involucrados en esta cosecha.

La Visión de Pequeños Grupos tiene el gran potencial de hacer de cada uno de nosotros un cosechador en los campos del Señor. No te quedes aparte de esto. El Señor ha empezado algo aquí y nos invita a todos que participemos con él.

¡Piense en eso!

Un fuerte abrazo de su pastor y amigo,

Pr. Rawlinson Rangel.

 

Los comentarios están cerrados.